50 cosas que nunca deberías decirle a un alérgico

50 cosas que nunca deberías decirle a un alérgico

05/09/2019 | En ALERGIAS ALIMENTARIAS

Desde que empecé con el blog, tenía muchísimas ganas de escribir este post para recoger las frases que escuchamos día a día los alérgicos. Creía que escribiría, como mucho, unas 10 frases, pero me he sorprendido de la cantidad de cosas que he recopilado desde que lo pregunté en Instagram y Facebook. Así que, al final, he acabado escribiendo el TOP 50 de las frases más “genéricas” que a todos nos dicen y algunas historias (“alernécdotas”) de personas que me han contado historias personales que son una joyita y no deberían pasar desapercibidas. 

Este post no solo va dirigido a los alérgicos (para sentirnos más arropados y comprendidos, y además desahogarnos y reírnos) sino a todo el mundo en general, para que se den cuenta de que con su ignorancia o falta de empatía, nos pueden hacer mucho daño. Así que si te gusta, comparte.

¿Empezamos?

Aquí tienes el TOP 50 de las frases que nunca deberías decirle a un alérgico:

  1. "Por un poquito, no pasa nada".

 

Esta es la frase más mítica de todas. Un clásico. Hay muchas personas que siguen sin entender que existe la alergia por contacto, ingesta y por inhalación y que una mínima traza puede producir una reacción alérgica irreversible. Siempre depende de la gravedad de cada caso, y eso solo lo sabe el que lo está viviendo.

 

  1. "Con el tiempo que llevas sin comerlo, ya no te sentará mal".


Precisamente no lo como porque el único tratamiento para las alergias (aparte de los medicamentos) es la “dieta de exclusión” y consiste en dejar de consumir y exponerse a la sustancia o alimento que te hace daño.

 

  1. "Mejor dime lo que puedes comer y acabamos antes".

 


Esto nos pasa a los multialérgicos.

 

  1. "Eres muy especialito/ especialita para comer".


Ya sé que soy especial, gracias.

  1. "Eres demasiado tiquismiquis".

 

Y tú, demasiado ignorante.

  1. "Eres muy fino/ fina para comer".
     


No, solo velo por mi vida, gracias.

  1. "Lo que tienes que hacer es comer más de eso para inmunizarte".

 


¿Algún médico más en la sala?

  1. "Como se quita la alergia es comiéndolo"

 

¿Ah, sí?

  1. "Antes comíamos de todo y no pasaba nada, ahora es que todos los niños son más delicaditos".

 

¿No será que todo ha avanzado más y hay mejores diagnósticos? De nada.

  1.  "Qué exagerada eres/ Tampoco será para tanto".


Me encantaría que te pusieras en mi piel.

  1.  "Pobrecito/ pobrecita".



Personalmente, la palabra más corta y más hiriente durante mi infancia que ha minado mi autoestima durante años. Cuando te hacen “víctima” de la situación en la que eres alérgico, te sientes débil, menos capaz y vulnerable frente a los demás. No soy pobrecito, solo tengo una realidad diferente a la tuya.

  1.  "Y si no comes todo eso ¿Qué comes?".




Pues TODO, menos lo que te acabo de decir. Gracias.

  1.  "Qué putada / Lo tuyo es una putada".

 

Gracias por el "friendly reminder".

  1. "Lo que tu tienes es psicológico, piensa que no te hará daño y verás".

Venga, ahora todos son psicólogos también.

  1. "No te preocupes, tenemos cosas para celíacos/cosas sin gluten".

 


¡¡¡SOOOOYY ALÉRGICO!!!

  1. "(Alergia al látex): ¿En serio? ¿Y qué haces? eso sí que es una putada".



Hay preservativos sin látex, de nada.

  1.  "Te vamos a meter en una burbuja, verás cómo no te pasa nada".

 


Me encantaría que hicieran eso contigo, a ver qué pasa también.

  1.  "Antes no había tantos alérgicos".

 


Tampoco había tantos estúpidos.

  1.  "Lo tuyo es un problema".

 


Y lo tuyo también.

  1. "Eso es una moda".



Claro, se puso de moda y me uní a ser alérgico.

  1.  "No vamos a fastidiar al resto por culpa de tu hijo (aplicable en eventos sociales)".

 


Y así comienza el bullying, desde que los propios padres lo fomentan.

  1. "Ojalá yo tuviera también alergias como tú, así estaría en tan buena forma de no comer tanto".

 


Venga, lo que faltaba. Ser alérgica no es estar flaca o comer menos. Precisamente como mejor que tú, porque soy consciente con mi alimentación.

  1. "Lo siento, no te puedo ayudar".



Vaya, gracias por intentar darme una alternativa.

  1. "Yo no me arriesgo a darte de comer".


Y yo no me arriesgo a poner mi vida en tus manos.

  1.  "A mí me quitas eso y me muero".

 

Me muero yo si lo como, ignorante.

  1.  "No sabes lo que te pierdes".

 




Insensibles donde los haya.


  1.  "Como comprenderás, 50 niños no van a quedarse sin hacer una excursión por tu hijo".

 


Viva la inclusión y los valores dentro de los centros escolares.

  1.  “No he invitado a tu hijo al cumple del mío porque es que lo de la alergia es muy serio y si justo el día del cumple le pasa algo, vaya cumple ".

 

Si el afectado fuera tu hijo, ¿Qué harías?

  1.  "No te preocupes está el médico aquí al lado".

 

Me das montón de tranquilidad….


  1.  "A ver si me como un cacahuete y te toco, a ver qué te pasa."

 


Menuda insensibilidad.

  1.  "Cada vez hay más comida para alérgicos".

 

Hay comida sin “X” alérgenos (sin huevo, sin proteína de leche, sin trigo…) pero no hay comida específica para alérgicos, porque cada alérgico es un mundo.


  1.  "Pues te/ lo sientas aparte".


A ti sí que deberíamos sentarte aparte.

  1.  "¿Por qué no dejas la lactancia y así puedes comer de todo?".

 

Cada mujer es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo. Cuando un bebé es alérgico y estar lactando, su madre debe hacer la misma dieta que su bebé para no transmitírle los alérgenos a través de la leche. Es una decisión muy dura y personal que no debe ser cuestionada por nadie.


  1.  "Cómetelo, luego vas a urgencias a que te pinchen algo, y listo."

 

Déjame darte un cachetón, luego te pones trombocid y listo.

  1.  "No te preocupes, tenemos cosas sin lactosa (cuando eres alérgico a la proteína de leche de vaca)."


La lactosa es el azúcar de la leche. Las personas que no lo toleran son intolerantes a la lactosa. Las personas alérgicas a la proteína de leche de vaca son alérgicas a todas sus proteínas. No tienen nada que ver.


  1. "Si han comido siempre sigue dándoles. Si antes nunca les ha pasado nada, ahora tampoco."

 

Qué sabrás tú.

  1.  "No invito a tu hijo a tu cumple porque como es alérgico me da miedo".

Yo tendría más miedo de relacionarme con personas como tú.

  1.  "Esto no te va a hacer nada".

 



No puedo autoconvencer a mi cuerpo, pero gracias.

  1.  "Pero si lleva muy poquito, ¿Qué te va a pasar? ¿Dolor de barriga? Eso no es para tanto".

 

En una reacción alérgica, pueden intervenir hasta 5 sistemas de nuestro cuerpo. Cuando intervienen dos o más, nos encontramos ante la reacción más grave (anafilaxia).

  1.  "¿Eres muy desconfiada, no?".

Pues sí, mi vida está en juego.

  1.  "Si tuviese que comer yo como tú, me suicidaria".

Mejor hazlo ya.

  1.  "No será que no te gusta y por eso dices que eres alérgico".


Entiendo que haya personas que lo hagan y tengamos que pagar nosotros (los que de verdad lo pasamos), pero no es mi caso.

  1.  "Que no se acerque a nuestros hijos".


La alergia no se pega.

  1.  "Pobrecito/-ita, yo no podría vivir sin X".


En mi caso, no es una elección.

  1.  "No sé cómo puedes vivir así, yo me hubiera muerto sin comer X".


No me queda otra que vivir así, pero gracias por los ánimos, ¿Eh?

  1.  "Bueno, seguro que no es tan grave".

 

Hasta que te da una reacción alérgica

  1.  "Es que te pasan cosas más raras..."

Como por ejemplo, relacionarme contigo.

  1.  "Pues para ser alérgico pareces muy sano/ eres muy guapa/-o."

 


No tiene que ver una cosa con la otra. Me da una reacción alérgica si me expongo a lo que me hace daño.

  1.  "No te preocupes, cada vez hay más cosas veganas y para alérgicos".

A ver si aprendemos a separar las dietas por decisión propia (veganismo, vegetarianismo…) y las que no se eligen.

  1.  "Qué raro eres".



Y tan orgulloso.

 

Y aquí vamos con unas “alernécdotas” que me han contado que no dejarán indiferente a nadie:

 

  • "Con ese nivel de alergias  ¿Será capaz de seguir el ritmo normal de clase? En cualquier caso, más niños no se os ocurrirá tener, ¿no?”.

 

  • A mi hija en el libro de firmas de la comunión:  “Aunque seas alérgica soy tu amiga”

 

  • Un camarero me dice, riéndose, cuando le pido que si me puede hacer un pescado y unas patatas fritas en una sartén aparte: “Para la próxima vez hacemos una cosa, que vengan todos y tú te quedas en casa” . En otro restaurante el dueño pidiendo lo mismo me soltó: “No me jodas la noche que hoy tengo mucho lío”.

  • Mi hija alérgica al huevo; la lleve un día al pediatra y estaba una suplente (bastante desagradable, la verdad); nos recetó ibuprofeno (una marca en concreto) le pedí que me recetara otro apto pues el que me mandaba podía tener trazas (confirmado con el laboratorio) y me contestó "eso son gilipolleces de las madres".

 

  • En el cumple de mi cuñado, mi suegra plantó un plato de langostinos y le dice a mi marido "Mira lo que he comprado para ti", mi marido le dice: “La niña es alérgica, llévatelo de aquí”, y ella le contesta: “Bueno, pues luego te los llevas a casa”.


  • Había un programa de frutas en el colegio y como mi hijo es alérgico a leguminosas, frutos secos, LTP, soja... les dije que no podía participar en ese programa de frutas, ya que tenía riesgo de anafilaxia y la respuesta fue: "Es que este niño es un mal ejemplo para sus compañeros".


  • Mi hijo es alérgico a legumbres y en un restaurante, al pedir una sopa básica de pollo o verduras, me dicen que tienen la de cocido, que como tiene alergia al garbanzo no le ponen garbanzos y listo.

  • Después de explicar a conciencia qué es la APLV (y hacer hincapié en que es una proteína y no un azúcar...) decirme: “Mercadona tiene muchas cosas sin lactosa”.



  • En la escuela de mi hijo con aplv y carne de cerdo "la doctora" cuando lleva granitos por comer algo contaminado nos dice: "No señora, aquí sí tenemos cuidado (cuando no). Mejor fíjese usted que le da en casa".

  • "Es que a mis hijos les gusta", cuando trajeron comida muy peligrosa para mi hijo, aún habiéndolo advertido y recordándoles yo en ese momento el peligro.

  • Justamente esta semana me paso que mi papá estaba de cumpleaños y lo único que le pedí fue que por favor no estuviera frutos secos, arroz y huevo (le producen anafilaxia) y la respuesta fue: "¿Tanto le va hacer?" ,"Tan así, no creo que sea".

  • En un campamento empezó a darme dermatitis (creemos porque no nos solucionaron nada) fui al hospital porque tenía todo el cuerpo lleno de granitos y el médico lo único que me dijo fue: que si tengo tantas alergias porque salía de mi casa, que si no salía no me daba la alergia.




  • "Os invito al bautizo de mis hijos, pero como tú hija es complicada, te puedes traer su comida en un táper?”.

  • Mi hija es alérgica a profilinas y actualmente con dieta exenta de todo lo que provenga de vegetales: "Eso son excusas que pones tú para no hacer de comer o para taparle que no coma lo que no le gusta".



  • “Lleve a su hija al psiquiatra, debe ser psicológico”. Lo peor es que se lo dijeron a mi hija en el gastroenterólogo porque no conocen la alergia retardada. 

 

    • Yo que tú, le diría al médico que me diera una escopeta y me pegue 7 tiros si no puedo comer nada”.

    • "Uffff qué difícil eres; cuando seas vieja (si llegas, claro, porque con tantas cosas que te pasan igual no llegas) vas a ser una abuela agonías".



  • Mi marido me ha dicho "qué pasa contigo que me amargas mi vida social porque no puedes no oler al marisco y a mí me encanta". Eso sucedió hace años; y le contesté que había divorcio si era capaz y que soy feliz porque sólo es a mariscos. Pero ahora hay muchas más y salgo pero sólo bebo agua y por fin ya acepta bien".


  • La directora del cole en una reunión: "Por un niño no se va a privar al resto (trabaja con cianuro y están todos en igualdad de condiciones); no lo invitéis a ningún cumple, tenéis que aguantar 9 años así"

  • No tiene que ver con comida pero siempre, todo el mundo, cada persona: "siempre estás mala", "siempre te estás sonando", "tú nunca vas a soltar un pañuelo" o "por qué siempre tienes la piel de gallina" y personas que saben que eres alérgica y aún así te lo siguen repitiendo..

  • "¿Y si le das de comer normal un tiempo a ver qué pasa?"

  • "¡Siempre con pastillitas y la inyeccioncita esa!"

  • Una doctora que me dijo, "no necesitas tener adrenalina porque te da perfectamente tiempo a llegar a un hospital".

  • "Tú la estas haciendo alergica con tanta restricción"

 

Y estas historias en la que no caben palabras…

  • "Con una anafilaxia no me dejaron salir del bar hasta que no pagara la cuenta"

 

  • "A escondidas les dan lo que no pueden comer o tú como madre no has introducido aún porque sabes que va dar problemas."

Espero que te haya gustado la manera en la que he visibilizado la realidad de los alérgicos, pero no nos podemos quedar en esto. Comparte si crees que alguien puede aprender y ahorrarse alguna palabra la próxima vez que trate contigo.

La inclusión alimentaria es cosa de todos

Tu privacidad es importante para nosotros

Al utilizar nuestro sitio web, consiente que utilicemos las cookies de acuerdo con nuestra Política de cookies

ÚNETE AL EQUIPO TÁPER Y LLÉVATE GRATIS TU TARJETA

Descarga gratis tu tarjeta de identificación de alergias, intolerancias y otras patologías. Si aceptas "recibir publicidad" recibirás periódicamente información interesante, novedades y próximos cursos

DESCARGA TU REGALO GRATUITO